Inicio

"Llegamos donde otros no llegan..."

Últimas viviendas

Noticias

MONTORO DA MARCHA ATRÁS CON EL HACHAZO FISCAL  

Donde dije Digo, digo Diego. El Gobierno ha decidido finalmente mantener los coeficientes de abatimiento para las ganancias patrimoniales derivadas de la venta de viviendas u otros activo. Eso sí, el contribuyente no podrá vender una vivienda adquirida por más de 400.000 euros si no quiere sufrir una fuerte subida de impuestos. Así lo ha anunciado el Ejecutivo tras las enmiendas que ha presentado el PP al proyecto de ley de reforma fiscal.

De esta forma, el Ejecutivo explica que se establece una cuantía máxima del valor de transmisión de 400.000 euros para poder aplicar estos coeficientes de abatimiento, que suponen una rebaja considerable de la tributación por las plusvalías generadas en las ventas de viviendas adquiridas con anterioridad al 31 de diciembre de 1994 y hasta el 20 de enero de 2006.

Hay que recordar que actualmente, los coeficientes de abatimientopermiten a los contribuyentes rebajar las plusvalías que obtienen de las ventas de estas casas compradas antes de 1995 y reducir así lo que tenían que pagar a Hacienda. Según el Gobierno, ello suponia una inequidad respecto a los que compraron la vivienda tras esa fecha.

Con la reforma fiscal, tal y como estaba planteada actualmente, muchos propietarios de viviendas compradas antes de 1995 que decidieran venderla a partir de 2015 se verían obligados a pagar en impuestos hasta un 55% más que si vendieran antes de que terminase 2014. Según los Técnicos de Hacienda, se habrían visto afectados 31,7 millones de propietarios españoles.

Límite de 400.000 euros, pero con truco

Con este giro de tuerca del Ejecutivo, el plazo se mantiene y también los coeficientes de abatimiento (el 11,11% en el caso de la transmisión de viviendas, el 25% en el caso de acciones y el 14,28% para las restantes ganancias patrimoniales) pero en cambio se establece que este límite nuevo de 400.000 euros se aplique no a la venta de cada bien de forma individual, sino al conjunto de los mismos, con independencia de que la venta de cada uno de ellos se produzca en distintos momentos.

En concreto, la enmienda aclara que se tendrá en consideración no sólo elvalor de transmisión del elemento patrimonial, sino también "los valores de transmisión correspondientes a todas las ganancias patrimoniales a las que hayan resultado de aplicación los coeficientes de abatimiento, obtenidas desde el 1 de enero de 2015 hasta el momento de la imputación temporal de la ganancia patrimonial".

Es decir, si un contribuyente vende una vivienda adquirida antes de 1995 por 300.000 euros, el coeficiente de abatimiento se aplicará sobre este importe y todavía dispondrá de 100.000 euros más para la venta de cualquier otro inmueble o activo adquirido antes del 31 de diciembre de 2014 sobre los que podrá aplicar también coeficientes de abatimiento, aunque estos otros bienes los venda con posterioridad. Es decir, se penaliza fiscalmente a los propietarios de varias viviendas adquiridas antes de 1995 y cuyo importe conjunto de venta, aunque se produca en momentos diferentes, supere esos 400.000 euros.

De esta forma, la extinción de los coeficientes de abatimiento no se produce por agotamiento de los plazos sino por agotamiento de la cuantía, dado que se mantiene este régimen transitorio para la suma acumulada del valor de transmisión de los bienes hasta 400.000 euros.

Los coeficientes de abatimiento afectan únicamente a las ventas de viviendas adquiridas antes del 31 de diciembre de 1994 y para las plusvalías obtenidas hasta el 20 de enero de 2006, fecha desde la que se suprimieron dichos coeficiente con carácter general.

El Gobierno ya avisó de que moderaría el 'golpe' fiscal que la supresión de estos coeficientes, contemplada en la reforma fiscal, supondría para los vendedores de viviendas antiguas, después de que muchas instancias del sector inmobiliario, la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, o incluso la cúpula del PP madrileño se hayan manifestado en las últimas semanas contra esta medida al considerar que supondría un auténtico 'hachazo fiscal' a los afectados.

BATIMOS NUESTRO PROPIO RECORD EN EFECTUAR UNA VENTA  

Hemos batido nuestro propio record en tiempo de efectuar una venta, el anterior record lo teniamos en 24 horas, en esta venta solo hemos tardado 6 horas desde el inicio de comercializacion hasta la firma del contrato. la vivienda se ha vendico en 169.000 € y no hemos admitido ningun tipo de negociacion por la parte compradora, no se ha rebajado ni un centimo de Euro.

Loft Inmobiliaria " Llegamos donde otros no llegan"

Hachazo fiscal para las viviendas más antiguas que se vendan a partir del 2015  

La propuesta de reforma fiscal aprobada hace apenas tres semanas por el Consejo de Ministros y diseñada por el equipo del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, esconde una carga de profundidad disimulada entre losmensajes de rebaja de impuestos: unaimportante subida de la factura fiscal asociada a la venta de vivienda, que puede alcanzar una diferencia a efectos de pago en el IRPF entre vender una vivienda el 31 de diciembre de 2014 o el 1 de enero de 2015 de miles de euros, sobre todo si la vivienda fue comprada antes de 1994.

Así, la reforma fiscal planteada por el Gobierno propone eliminar coeficientes reductores que penalizará notablemente a determinados grupos de propietarios con la venta de sus casas, sobre todo a las viviendas más antiguas. Si se piensa vender una vivienda, especialmente si se tiene en propiedad hace muchos años, debe meditarse si hacerlo antes de que termine este año, pues la tributación aplicada será la actual, manteniéndose los coeficientes correctores.

El texto elaborado por Hacienda pretende acabar a partir del 1 de enero de 2015 y de una sola tacada con los dos instrumentos que históricamente han permitido reducir la carga impositiva sobre las plusvalías generadas por la revalorización de los bienes inmobiliarios en el momento de su venta: los coeficientes de abatimiento y el coeficiente de actualización. La reforma ha sorprendido por la eliminación de estos coeficientes reductores, en funcionamiento desde los años ochenta, con el objetivo de aliviar el efecto de la inflación. Para entendernos: cuando una persona vende una casa debe tributar en el IRPF por la plusvalía que haya generado, que no es otra cosa que la diferencia entre el precio de compra y el de venta.

La eliminación del coeficiente de abatimiento afecta a casas y pisos comprados antes de 1994. En el caso del coeficiente de actualización, singularmente a las adquiridas antes de 2008, ya que es el último año en el que se revalorizó la vivienda y además se registraron fuertes subidas del IPC. Con todo, si se vende más caro de lo comprado en años posteriores, también se habría dado una corrección que ahora se elimina.

Para hacerlo más gráfico, imaginen un contribuyente que compró una vivienda en 1976 por dos millones de pesetas (12.020 euros) y ahora decide venderlo por 220.000 euros. Con la ley vigente, el vendedor pagará 10.869 euros en el IRPF por la ganancia patrimonial. Sin embargo, a partir del 1 de enero de 2015, el coste fiscal en este ejemplo se elevaría a 43.995 euros. Es decir, la diferencia entre vender un piso el 31 de diciembre de este año o hacerlo 24 horas más tarde asciende a 33.126 euros.

Como apuntan desde el despacho Solchaga Recio & asociados, el cambio normativo influirá decisivamente en el mercado inmobiliario de aquí a final de año. Quienes tuvieran un piso comprado muchos años atrás y estuvieran pensando en venderlo, deberían acelerar el proceso para evitar el castigo fiscal que incluye la reforma del Gobierno. El comprador, por su parte, tendrá en la reforma fiscal un arma de presión adicional para rebajar el precio.

Por otra parte, en términos fiscales, la donación de una vivienda tributa como una venta, obtiene una plusvalía en función del precio al que compró la vivienda y el precio de mercado vigente en el momento en que se produce la donación. Así, todo apunta que la reforma fiscal acelerará las donaciones de vivienda para evitar el castigo fiscal en el IRPF que se producirá a partir de enero de 2015.

EFECTIVIDAD 100%  

Segunda vivienda en la que realizamos la tecnica de Home Staging y y ya esta vendida. Despues de cuatro de meses y mas de 100 clientes compradores visitando la vivienda decidimos realizar y poner en practica esta tecnica con la vivienda, y despues de un mes conseguimos la venta de la misma. Agradecer a "Decora"la empresa encargada de realizar el home staging su trabajo y eficacia.

Aviso legal | Política de privacidad Facebook Loft Inmobiliaria Google+ Loft Inmobiliaria